Piscina cubierta

Vimianzo. A Coruña

Al gimnasio existente en la parcela se unen la nueva piscina, el pabellón polideportivo, que se sitúa por detrás del actual campo de fútbol, y otro equipamiento que podría ser pista de tenis o padel cubierta cerrando el conjunto. Se define un eje principal de circulación peatonal que discurre entre los equipamientos deportivos, en la que se sitúan los accesos a los mismos. Así mismo,  se definen recorridos peatonales transversales, desde la cota inferior a la superior, que relacionan todo el conjunto. El tráfico rodado se segrega del peatonal, y se delimitan dos bolsas de aparcamiento, la ya existente y otra longitudinal a lo largo de la vía del nivel inferior. En el espacio  entre esta vía y los nuevos edificios se propone una franja de zonas verdes que actúen de filtro hacia el exterior.

Ya dentro de la piscina propiamente dicha, las zonas de servicio se agrupan en una primera franja, que acota circulaciones y espacios principales. Se diferencian dos núcleos de comunicación vertical, uno público, que utilizan  los usuarios de la piscina, y otro privado, para acceso a las plantas inferiores, donde se localizan las instalaciones. Los patios dividen los usos al mismo tiempo que definen los recorridos y producen relaciones visuales desde la zona de gradas a zonas más privadas como la cafetería. Un gran cascarón de hormigón armado  define una envolvente dura, mientras que los patios interiores se resuelven con una ligera estructura de madera laminada.

  • tipología
  • equipamiento
  • año
  • 2014
  • colaboradores
  • Jesús Garabal, arquitecto
  • premios en concursos
  • Concurso de Ideas 2º Premio