Rehabilitación y ampliación de Edificio de Juzgados

Caldas de Reis. Pontevedra

El edificio forma parte de un conjunto destinado, en el momento de su construcción, a finales del siglo XIX, a albergar las Escuelas Municipales. Se encuentra en el paseo que une el centro de la villa con la Alameda. Formado por un cuerpo central y dos laterales simétricos comunicados por patios, se desgajó a mediados del siglo XX para albergar respectivamente el Auditorio Municipal, el Centro de Salud y el Juzgado. Este último, que ocupa la zona central y originariamente era de una planta, sufrió una trasformación mediante la cual se dividió en dos plantas por medio de una estructura de hormigón. Los accesos se producen únicamente desde el paseo, quedando el cuerpo correspondiente al edificio de Juzgados ligeramente retranqueado.

La escasez presupuestaria nos obliga a concentrarnos en la ampliación. En las plantas existentes nos limitamos a retirar los aseos de la fachada principal e instalar un ascensor. Esta aparentemente pequeña intervención nos permite una nueva lectura del edificio sin afectar a su estructura. El acceso se produce ahora por uno de los arcos laterales y el movimiento dentro del edificio pasa a producirse en la fachada principal. Se cambia por tanto el concepto de acceso simétrico y planta estática por un dinamismo más propio de la situación actual, tanto de la justicia como del uso de un edificio público. El cortavientos favorece así mismo el acceso diferenciado al registro civil, organismo totalmente autónomo aunque comparta sede. Resulta un esquema en el cual las dependencias comunes se ubican en planta baja, un órgano judicial en cada una de las dos siguientes y archivos e instalaciones en el bajocubierta ante la imposibilidad de sótano.

El esquema estructural, base en la concepción del proyecto, reproduce el sistema de carga en el que se apoya, pero esta vez con muros apilastrados de ladrillo usados al tiempo como estanterías. Ello nos permite concentrar las cargas en el perímetro, liberando la zona central, por medio de losas alveolares de 12m de luz. Sin agredir la estructura existente ni reducirla a un simple decorado, conseguimos crecer conservando nuestro patrimonio. La flexibilidad, aún dentro del rígido esquema de despachos pedidos, sería total.

Un patinillo de instalaciones de agua registrable en los aseos; otro para instalaciones eléctricas e informáticas junto al ascensor. Fachada transventilada de fibrocemento pintado, que con las jambas de aluminio de los esbeltos huecos, interpreta el juego piedra-enfoscado de la parte existente. Doble carpintería en las fachadas laterales. En el alzado principal, vidrios fijos con ventilación permanente en su parte superior e inferior

  • tipología
  • equipamiento
  • año
  • 2001
  • promotor
  • Xunta de Galicia. Consellería de Xustiza, Interior e Relacións Laborais
  • contratista
  • Dycsa.
  • colaboradores
  • Estructura:
    J. A. Parga, arquitectos

    Instalaciones:
    Antonio Quicler. Ingeniero industrial.

    Aparejador:
    Pablo Reboredo

  • premios obra construída
  • Accesit X Premio Colexio Oficial de Arquitectos de Galicia 2002
  • exposiciones
  • Catálogo: I Premios Arqano. Valladolid 2008. D. L. 632-2008. Pág. 141.
    Conarquitectura nº12. Madrid. 2004. ISSN 1578-0201. Pág. 93, 99-102.
    Obradoiro nº 31. COAG. Santiago. 2004. ISSN 0211-6065. Pág. 81-83.
    Catálogo de los X premios del COAG. Santiago. 2005. ISBN 84-85665-68-6. Pág. 51-54.
    Libro: Arquitectura y Justicia. Propuestas y proyectos para el siglo XXI. Fundación COAM. Madrid 2005.